Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

A quien ha partido

Cada paso en tu camino
es una grieta palpable en mi vida,
cada letra de tu nombre
dejas tallada en sangre,
cada arruga de tu rostro
es la impronta de un sufrimiento.
Con liviano equipaje partes:
tan solo la única moneda
que te permita cruzar la estigia.
Y pesada carga dejas a tu espalda:
el implacable vacío provocado por tu ausencia.

Ni un suspiro, ni una lágrima:
sencillamente viviste
sencillamente te marchas.

Y deseo marcharme en tí para no anhelar tu presencia,
mas mi derrota se interpone entre ambos
y la fría piedra me rechaza.
De rodillas caigo buscando una fe que me sustente,
y me de un porqué...

11 comentarios :

  1. El río del olvido, donde se abandonan los recuerdos... Lo has dicho de un modo muy hermoso.

    Me alegra haber llegado hasta aquí. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sientete como en casa en este mi pequeño rincón...

    ResponderEliminar
  3. Me fascinas, como siempre...

    Un placer leerte.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. precioso, lo he hecho mío, mi madre se fue así sin hacer ruido, tan sencillamente.... yo tambien busco y busco esa fe.

    Me ha encantado

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Todo tuyo Ana, por desgracia de esa búsqueda nadie se libra... aunque no todos consiguen encontrarla. Un beso, y bienvenida a mis palabras.

    ResponderEliminar
  6. Granaina, excelente poema. Veo que te pasas al existencialismo. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como el aire, de un lado a otro... Un besote!

      Eliminar
  7. Me ha gustado, sin más..."Y deseo marcharme en tí para no anhelar tu presencia..." ¿Qué más puedo decir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo puedo decir... gracias por tus palabras, que breves, dicen tanto.

      Eliminar
  8. A pesar de ser un adios... has logrado extraer la maxime belleza dentro de la negrura que conlleva cualquier despedida.

    Felicidades poetisa, tus versos tocan el alma de quien los lee.

    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un adios recurrente que jamás se olvida... Gracias Natalia por tus palabras. ¡Un besote!

      Eliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis