Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

Avernos de andar por casa



Lo veo en tus ojos cuando tiendes la mano.

Tú y yo sabemos
del descenso a los infiernos.
De ese averno de mil cenizas,
y palabras malditas escritas al viento.
De un paraíso en escala de grises
que aborrece el azul celeste.

Yo me reconozco en la caída.
Sin embargo tú,
ocultas en incienso
el azufre de tu boca.

No quedan ya corderos suficientes
que sirvan de coartada a tanto lobo…          

4 comentarios :

  1. Magistral, Maga Magda. Es cierto, sólo reconociéndose en la caída es posible levantarse de nuevo, por mucho que duelan los huesos... y apartarse lejos de los lobos. Gran enseñanza.

    ResponderEliminar
  2. Me halagas en exceso Francisco. Y dices bien, si no se aprende de la caída, de poco habrá valido... Gracias por tu visita, y tus palabras.

    ResponderEliminar
  3. "Yo me reconozco en la caída"

    Y yo, Magda, a mí también me pasa.

    Me chifla este poema.

    Muaka, reina mora.

    ResponderEliminar
  4. Qué mejor, ya puestos a que duelan las espinillas...
    Besos acróbata!

    ResponderEliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis