Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

El camino no elegido, Robert Frost

Robert Frost, poeta de apellido gélido que abrasa en ocasiones cuando se lee... Este estadounidense, posiblemente el padre de la poesía moderna, vuelve cada cierto tiempo a acompañarme en mi camino... 
Hoy una vez más tomo su mano...

 

Dos caminos divergían en un bosque,
y afligido por no poder tomar ambos
siendo un solo viajero, estuve largo tiempo de pie
mirando uno de ellos tan lejos como la vista alcanza,
hasta donde se perdía en la espesura.

Entonces tomé el otro, de manera imparcial,
y habiendo sido quizá la elección acertada,
ya que era tupido y facil de transitar;
aunque en cuanto a lo que vi allí
hubiera elegido cualquiera de los dos. 

Y ambos esa mañana yacían igualmente,
en ninguno de los dos hubiera pisado hojas negras.
¡Oh, había guardado aquel primero para otro día!
aun sabiendo la inexorable manera en que las cosas siguen su curso,
dudé si debí haber regresado sobre mis pasos.

Debo estar diciendo esto con un suspiro
que abarca de aquí a la eternidad,
dos caminos divergieron en un bosque,
yo tomé el menos transitado,
y eso ha marcado toda la diferencia.







The road not taken
 
TWO roads diverged in a yellow wood,
And sorry I could not travel both
And be one traveler, long I stood
And looked down one as far as I could
To where it bent in the undergrowth;

Then took the other, as just as fair,
And having perhaps the better claim,
Because it was grassy and wanted wear;
Though as for that the passing there
Had worn them really about the same,

In leaves no step had trodden black.
Oh, I kept the first for another day!
Yet knowing how way leads on to way,
I doubted if I should ever come back.

I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I—
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference.








































4 comentarios :

  1. Siempre eligiendo, siempre renunciando, duda eterna en un alma a ciegas; puede el hombre soportar tanto peso sin un atisbo de divinidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida parece disfrutar situándonos en un eterno cruce de caminos...abruma... Yo, más que divina, siento cómo me cae la gran inmensidad de ser humana....

      Eliminar
  2. Difícil, muy difícil decisión ¿cómo saber cual es el mejor? Las personas somos muy difíciles de entender, por esa razón no se sabe cual es el camino acertado. Es una buena reflexión, hay que meditar muy bien antes de saber cual es el acertado porque de lo contrario al principio puede ser fácil de transitar y a mitad, cuando más confiado se esta en seguir es cuando se atraviesa un enorme tronco y nos corta aquello en lo que confiamos.
    Abrazos y perdón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fortuna, también hay momentos en que tan solo debemos limitarnos a caminar, sin elecciones ni baches, disfrutando del magnífico paisaje...
      ¡Muchos abrazos, y nada que perdonar! Más bien, gracias por dejarme caminar un poquito a tu lado.

      Eliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis