Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

En compañía de Viviana, de Santiago Carretero Cuadros


 ¿Alguna vez llega el amor con preaviso? ¿En qué momento se marcha sin dejar huella, incluso sin que los supuestos amantes sean conscientes? ¿Existe un solo tipo de amor? Estas son algunas de las preguntas que me asaltan tras la lectura de “En compañía de Viviana”, de Santiago Carretero Cuadros. Pero aviso a los lectores de esta nota: no podemos caer en el error de pensar que estamos simplemente ante una novela romántica.

“En compañía de Viviana” es la historia de un doble viaje. El primero, íntimo y personal, es el que emprende Víctor a raíz del terrible accidente sufrido por su esposa. Beatriz fue siempre la mujer de su vida, o así lo consideraba él, hasta que su matrimonio fue puesto en jaque: ¿qué pasaría si la perdiese? ¿Podría vivir sin ella? Enfrentarse a ello lo obliga a enfrentarse también a sus propios sentimientos, ese tortuoso laberinto que encierra todo ser humano, y en el que a veces es difícil encontrar salida. Para ello se aleja temporalmente de su propia vida, de su rutina, incluso de su esposa, en una búsqueda de paz  interior que le permita seguir adelante, y luchar con su destino. Aconsejado por su cuñada, se pone en las manos de Viviana, una experta terapeuta, confiando en que ella le proporcione las respuestas.

El segundo viaje es a través de uno de los más oscuros pasajes de la historia.  El autor nos hace revivir los crudos acontecimientos del holocausto nazi a través de una intensa investigación paralela a la búsqueda personal de Víctor. De esta forma, Santiago Cuadros nos muestra la cara oculta del hombre no solo en su ámbito doméstico, sino universal, englobando años de vida e historia, daños colaterales presentes cada vez que un solo individuo toma una decisión, ganadores e irremediablemente, víctimas de esas consecuencias.

Narrador ágil y cercano, de forma sencilla Santiago nos regala en esta obra una historia donde el protagonista podría se cualquiera, donde el lector casi podría llegar a reconocer a los personajes en seres reales de su entorno. Porque en el fondo, todos tenemos  las mismas dudas, es tan solo la forma de encontrar la respuesta lo que nos hace distintos. Y es en esa multiplicidad de respuestas donde llegaremos a saber qué encontramos… en compañía de Viviana.
 

2 comentarios :

  1. Todo un viaje personal a través de la historia, y la propia existencia del protagonista.

    ResponderEliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis