Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

Arena

Tenía manos de desierto, y dejó perder un cuerpo entre los dedos…. Grano a grano empezó a disolverse por la punta del pie, mas apenas le dio importancia. Acariciaba levemente con tacto rugoso, pero nunca supo que esa dureza estaba en sus propias manos. Intentaba apresar las formas de una piel que se deshacía bajo su tacto apremiante. Siguió por el muslo y tan solo quedó aire cuando la carne se perdió bajo su roce. Ignorante, pretendió aprehender un cuerpo que poco a poco se componía de nada. Con los ojos cerrados, pensaba dibujar cada poro, cuando tan solo era polvo lo que rozaban sus palmas. El talle amoldado a su caricia; el busto, copa perfecta para su mano. El cuello, línea delgada delimitando fronteras. Era un nómada errante a punto de sumergirse en el oasis de un beso. En aquel instante abrió los ojos… tan solo tenía un puñado de arena a sus pies, que fue barrido por el viento.




9 comentarios :

  1. Hermoso...sencillamente ¡hermoso!! Es una delicia deslizarse por tus letras hasta desaparecer en la esencia de esa piel de arena. Me ha encantado de principio a fin. Te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bienvenidas son tus palabras Angela, siéntete como en casa...
    Fran, el lujo es para mi contar con tu presencia, siempre.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Un sueño.... que se deslizó como arena entre los dedos.

    Bellísimo Magda, gracias por traerme hasta aquí un beso

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Ana por refugiarte en mi penumbra...Un beso.

    ResponderEliminar
  5. preciosa interpretación de un deseo convertido en sueño.

    Un placer leerte. Natalia Peiró

    ResponderEliminar
  6. A veces los espejismos son bellos... Me encanta tenerte en este espacio Natalia...

    ResponderEliminar
  7. "Sumergirse en el oasis de un beso" Una frase, ésta por ejemplo, vale toda una vida literaria, más cuando estás hablando de nómadas.
    Enhorabuena.
    Dos besos y otro más.

    ResponderEliminar
  8. Querido José... no sabes lo que significa para mi encontrarte en este rinconcito, incluso entre penumbras tienes luz propia. Gracias. Besos, sumemos uno más.

    ResponderEliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis