Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

Lágrimas de piedra





Una tarde cualquiera en soledad,
paseando por un camposanto poco frecuentado,
con la dulce compañía de los que ya partieron,
divagando y perdida en mis pensamientos,
se posaron mis ojos en una serena efigie.
Ángel de piedra, guardián de silencios,
semblante que en mi delirio quise creer
consejero sabio, aunque sombrío.


Así que detuve mi marcha incierta
y puse a sus pies mi desesperanza,
con la vana ilusión de obtener respuesta
a preguntas que aún no había pronunciado.
Él, ser impasible ante la desgracia humana
sabría dar rumbo a mi camino...


"Tú, que contemplas el paso del tiempo
sin que risa ni llanto alteren tu gesto,
dime tú si hay salida a esta locura.
Tú, que has vivido eternidades,
cuyo corazón de piedra observó el tormento
dime tú, ¿hay esperanza?
¿Dejará el corazón de latir en algún momento?
¿Dejará mi alma de sentirse desgarrada?"


¿Cómo saber si tal vez fue un sueño,
o solo una burla más de mi cruel destino?
Recuerdo que el ser de roca volvió el semblante,
incapaz de pronunciar una palabra.
Un leve temblor se adueñó de mi alma,
y el frío de la muerte abrazó mi cuerpo
cuando de sus ojos sin vida brotó una lágrima
de roja sangre mancillando el rostro.

Cual lava devorando su camino
la fuerza de esa savia marcó la piedra.
Justo en ese instante, desolada
alcé la vista al cielo y comprendí.

11 comentarios :

  1. El espíritu de un admiradísimo maestro, grande entre los grandes, maldito entre los malditos, romántico entre los románticos (entiéndase bien esto último) te ha poseído, mi querida, oscura y misteriosa amiga a la que sólo puedo llamar Ligeia.

    Si no te importa, seguiré deambulando por este jardín de soledades compartidas. A mí también me fascinan los ángeles de piedra y sus silencios de siglos.

    Eres genial. Te lo he dicho ya, lo sé.

    ResponderEliminar
  2. Un placer pasear por éste tu espacio, disfrutar de esta lectura.
    Fascinante, querida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida Mariah a este rincón, siéntete en casa.

    Maldita-bendita posesión sea esa, Juan Antonio. Este jardín siempre recibe de muy buen grado a todo solitario que busca descubrir su belleza, siempre tienes su verja abierta...

    ResponderEliminar
  4. Tambien para mí un placer disfrutar de este bello poema, oscuramente romántico.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Es siempre un placer tenerte por aquí Ana. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Bello poema gótico cargado de misterio y romanticismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay influencias que no se pueden evitar... Gracias Antonio, por tu constante presencia, y tus útiles consejos.

      Eliminar
  7. ¡Qué sombrío y desolador! Me encanta

    ResponderEliminar
  8. Siempre que te he leído me has gustado, pero hoy...¡hoy me has fascinado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un día de influencia y musas decimonónicas... ¡ojalá regresen pronto!

      Eliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis