Performancing Metrics

expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

En Penumbras... de Magda Robles

En penumbras es donde los sueños cobran vida, junto al crepitar del fuego y el danzar de las llamas...

A la musa, de Aleksandr Blok


Poeta ruso, nacido en 1880 en el seno de una familia aristocrática, y autor de varios poemarios. Precursor del simbolismo, su obra ofrece un impresionismo en ocasiones misterioso. En cuanto a mi relación con él, le debo haberme descubierto a su compatriota, ya homenajeada en este mismo espacio, Ana Ajmatova. Aquí quedan sus palabras, dedicada a esa bendita, o maldita compañera de desvelos, que a veces es la musa...



Музе, Alexander Blok (1880-1921)

Hay en tus melodías escondidas
de nuestro fin la noticia fatal.
Llevas la maldición de Dios, y llevas
la profanación de la felicidad.

Hay en ti una fuerza tan fascinante
que me apresto a acusarte yo también
de perder a los seres candorosos
seduciéndolos con tu esplendidez.

Cuando te burlas de la fe sagrada
de golpe veo encenderse en ti
una corona que ya he visto antes,
sin forma clara, purpurina y gris.

¿Es del Bien o del Mal? Eres misteriosa,
y de mil modos se habla de ti:
Musa y Milagro eres para unos;
Infierno y Dolor eres para mí.

¿Por qué no he perecido en la mañana,
cuando el insomnio se llevó el vigor,
y en cambio al entrever tu rostro frío,
consuelos suplicaba a tu favor?

Desearía que fueses mi enemiga.
Pero, ¿por qué me brindaste el presente
de las flores, el cielo, las estrellas
y la maldición de tus bellas fuentes?

Más pérfidas que las noches del Norte,
más embriagantes que el vino de Aí,
más breves que el amor de las gitanas,
fueron tus viles besos para mí.

En el violar las cosas más sagradas
tuve una maligna satisfacción,
y en tus amores, como la hiel amargos,
locas delicias tuvo el corazón.





In your hidden memories
There are fatal tidings of doom...
A curse on sacred traditions,
A desecration of happiness;

And a power so alluring
That I am ready to repeat the rumour
That you have brought angels down from heaven,
Enticing them with your beauty...

And when you mock at faith,
That pale, greyish-purple halo
Which I once saw before
Suddenly begins to shine above you.

Are you evil or good? You are altogether from another world
They say strange things about you
For some you are the Muse and a miracle.
For me you are torment and hell.

I do not know why in the hour of dawn,
When no strength was left to me,
I did not perish, but caught sight of your face
And begged you to comfort me.

I wanted us to be enemies;
Why then did you make me a present
Of a flowery meadow and of the starry firmament --
The whole curse of your beauty?

Your fearful caresses were more treacherous
Than the northern night,
More intoxicating than the golden champagne of Aï,
Briefer than a gypsy woman's love...

And there was a fatal pleasure
In trampling on cherished and holy things;
And this passion, bitter as wormwood,
Was a frenzied delight for the heart!

5 comentarios :

  1. Las musas que más dolor causan son aquellas que más inspiran.

    ResponderEliminar
  2. Magda, qué belleza. No lo conocía. Todo un descubrimiento.

    ¿Es del Bien o del Mal? Eres misteriosa,
    y de mil modos se habla de ti:
    Musa y Milagro eres para unos;
    Infierno y Dolor eres para mí.

    Un beso, Ligeia.

    ResponderEliminar
  3. David, a veces tengo la impresión de que por alguna misteriosa razón, para que la mano escriba, debe sangrar el corazón....

    Juan A., es una sensación maravillosa cuando tropiezos así surgen en tu camino...

    Gracias por dedicar un ratito de vuestro tiempo a este espacio...

    ResponderEliminar
  4. Musa, maldita musa
    Que moja su pluma
    En el pus sangriento
    Por donde voy muriendo.
    Déjame en paz dormir
    La beatitud del ignorante
    La inconsciencia del ciego
    El silencio del sordo,
    Deja que cierre mi herida
    Ya el dolor se hace
    Como luz espantosa que quema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Musa, culpable de abrasar en versos que dejan tan bello resultado... Aunque a veces el cuerpo necesite respiro. O quizá aparece porque es la mente la que necesita escapar de su mano...
      Besos.

      Eliminar

Tus palabras serán bienvenidas...

AddThis